termas de caracalla

Las Termas de Caracalla, son uno de los mayores ejemplos ejemplos de todas las grandes termas imperiales en Roma.  Están relacionadas con la dinastía de la familia de los Antoninos y por esta razón también es llamada “Termas de Antonino”.

Fueron construidas entre 212 y 217 por Caracalla, hijo del emperador Septimio Severo, quien también fuera más adelante el propio emperador hasta 217 (año en que fue asesinado).

Estas termas son uno de los complejos más inmensos y fascinantes de la antigua Roma. Sus gigantescas estructuras, que lamentablemente están en ruinas, te siguen dejando con la boca abierta de la impresión.

Para qué se usaban las termas

The_Baths_at_Caracalla

Óleo de Lawrence Alma-Tadema (1899)

¿Por qué existían las termas? Porque en aquel entonces el pueblo romano no contaba con duchas privadas, así que iban a estos sitios a lavarse.

Las Termas de Caracalla eran capaz de albergar entre 1.500  y 1.600 personas y no había distinción alguna entre clases sociales o estatus. Acá se encontraban esclavos, militares, niños, ancianos, amigos, la gente quedaba en verse algo así como: “¡Nos vemos al alba en las termas!” inclusive para hablar y cerrar negocios.

También gracias a que alrededor de este edificio habían árboles y prado no era usado sólo para el baño, el deporte y el cuidado del cuerpo, sino también un lugar de paseo, discusión, relax y de estudio.

Se cobraba por la entrada y ¡las mujeres pagaban el doble! Quienes entraban gratis eran los niños, los soldados y los esclavos. Las Termas de Caracalla también fueron llamadas “El Templo de Pueblo” ya que prácticamente fue dedicado a ellos.

A medida que pasaron los años, a decir verdad los siglo, la termas fueron despojadas poco a poco del hermoso mármol que la adornada, de las estatuas, de las fuentes, de las columnas… Algunos de estos elementos fueron reubicados en otras ciudades y/o museos, otros simplemente no se encontraron más.

La historia subterránea de la Termas de Caracalla es igualmente impresionante, allí se vivía una vida “paralela” de aquella en el piso superior.

Cerca se encuentra el Circo Massimo.

Precios:

Billete de dultos 6€.
Ciudadanos de la UE entre 18 y 24 años pagan medio billete.
Para los ciudadanos de la Unión Europea menores de 17 y mayores de 65 años la entrada es gratis.

Dirección:

Viale delle Terme di Caracalla

Cómo llegar:

Metro Circo Massimo

Mapa:

Comentarios y recomendaciones