© Boris Stroujko/stock.adobe.com

Roma es una ciudad con suficientes atractivos para dedicarle no uno, sino muchísimos viajes. Sin embargo, hay muchos sitios cerca de Roma que vale la pena conocer.

Si quieres aprovechar tu viaje a Roma para conocer sus alrededores, te recomendamos hacer las siguientes excursiones, las cuales las podrás hacer perfectamente en un día.

(Para reservar visitas guiadas, puedes hacer click en las ofertas)

Qué ver cerca de Roma

La ciudad de Tívoli, ubicada a unos 32 kilómetros al noreste de Roma, es una de las visitas cercanas a Roma más populares.

No sólo se encuentra a menos de una hora en tren desde Roma Termini o en bus, sino que alberga varias atracciones de gran interés, como lo son Villa Adriana y Villa del Este, ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad. Estas dos atracciones de Tivoli se ofrecen dentro del mismo tour.

Villa Adriana

© marcorubino/stock.adobe.com

También conocida como Villa de Adriano, está situada a las afueras de Tívoli y constituye uno de los complejos arqueológicos romanos más notables cerca de Roma. El complejo de Villa Adriana fue creado por el emperador Adriano en el siglo II, que escogió este entorno para construir para sí mismo su residencia de verano y posterior lugar de retiro.

En su momento de esplendor, fue un impresionante conjunto de más de 30 edificios diseminados en una superficie de 120 hectáreas con villas, palacios, fuentes y termas. Tras el declive del Imperio Romano, cayó en abandono y lamentablemente fue saqueado. Una visita a Villa Adriana es totalmente recomendable y es como hacer un viaje en el tiempo.

 


Villa del Este

© pavel068/stock.adobe.com

Villa del Este es un majestuoso palacio renacentista, obra maestra de la arquitectura y el paisajismo italiano. Es otra de las visitas imprescindibles en una excursión a Tivoli desde Roma.

Fue encargada durante el siglo XVI, siguiendo el estilo manierista, muy popular en el Renacimiento tardío. El resultado fue una espectacular villa donde no se escatimó en el aspecto artístico ni tecnológico.

 


Pompeya desde Roma

© LARISA/stock.adobe.com

Pompeya es una ciudad de la antigua Roma ubicada al sur de Nápoles que se puede visitar perfectamente durante tu viaje a Roma. Sepultada en el año 79 d.C., tras una brutal erupción del volcán Vesubio, estuvo enterrada por siglos hasta que fue descubierta en el siglo XVI.

Posteriores excavaciones dejaron entrever una ciudad romana conservada de una forma envidiable, permitiendo hacer un viaje en el tiempo. Pompeya es una excursión impresionante que no debes perderte. Incluye transporte desde Roma, guía por el complejo y un tour panorámico por Nápoles.

 


Herculano

© Jean-Paul Bounine/stock.adobe.com

Herculano es una ciudad situada al pie del Vesubio que sufrió la misma desdicha que Pompeya. Su mayor proximidad con el volcán, propició aún una mejor conservación de muchos de sus edificios, por lo que se trata de un yacimiento arqueológico de gran interés.

A pesar de no ser tan conocida como la vecina Pompeya, se trata de una visita a considerar si realizas el tour a Pompeya desde Roma.

 


Siena y San Gimignano en La Toscana

© eddygaleotti/stock.adobe.com

La Toscana es una de las regiones más encantadoras de Italia y puedes conocerla en un tour guiado desde Roma que incluye transporte, comida y cata de vino. Visita el paisaje y la cultura a través de dos famosas localidades de La Toscana, como Siena y San Gimignano, ciudades con monumentos que son Patrimonio de la Humanidad.

 


Pisa y Florencia desde Roma

© Luciano Mortula-LGM/stock.adobe.com

Si quieres maravillarte con algunos de los monumentos más famosos de Italia, puedes aprovechar de reservar un día para conocer Pisa y Florencia en tu viaje a Roma.

Este tour guiado, que incluye transporte en minivan, te llevará a recorrer las calles de Florencia con una visita a la Galería de la Accademia, donde se encuentra el David de Miguel Ángel. También tendrás oportunidad de ver el Ponte Vecchio, la torre inclinada de Pisa y la famosa Piazza dei Miracoli, entre otros.

 


Ostia Antica

© PAOLO/stock.adobe.com

Ostia Antica es una ciudad ubicada 30 kilómetros al oeste de Roma que funcionó como puerto y punto defensivo de la antigua Roma. Ubicada en la desembocadura del Tíber, fue una floreciente ciudad que como muchas otras urbes del Imperio Romano, fue abandonada, saqueada y sepultada por siglos.

Hoy en día se pueden visitar los restos de sus mayores monumentos como el Teatro, termas y templos. Si bien está en buen estado de conservación, no es tan espectacular como Pompeya o Herculano, aunque cuenta con la ventaja de estar muy cerca de Roma.


Más actividades cerca de Roma

Comentarios y recomendaciones