© Ekaterina Pokrovsky/stock.adobe.com

Lejos quedó la época en la que esta zona de Roma era habitada por prostitutas y gladiadores. Hoy en día Monti es un vecindario encantador y cercano a las mayores atracciones de la ciudad.

Monti fue el primer rione de Roma. Su nombre proviene de su geografía, ya que abarca las colinas del Esquilino, el Viminal, parte del Quirinal y del Celio.

 

Un barrio bohemio en Roma

© ArTo/stock.adobe.com

A los alrededores de sus calles adoquinadas se acomodan cada días más cafés con mucho estilo, tiendas de artículos artesanales, y restaurantes, sus atractivos no paran de crecer.

Si nos tocara definirlo por su tipo de habitantes, podríamos decir que es un barrio de clase trabajadora, que ha mantenido su espíritu a través de los años. De hecho, en la Edad Media, a sus habitantes se les llamaba monticiani, contando incluso con un dialecto un tanto diferente a los de otros rioni.

Este barrio bohemio de Roma es como un refugio para quienes quieren escapar de las abundantes trampas para turistas y de los alojamientos con precios desorbitados.

El punto de encuentro más popular de Monti es sin duda su plaza: Piazza della Madonna dei Monti. En sus escalones se reúnen a diario artistas, vecinos y visitantes a disfrutar de la compañía, de la tarde y la vista.

Qué ver en Monti

Mercado de Trajano. © Boris Stroujko/stock.adobe.com

Este barrio acoge muchos lugares de interés en Roma. El Palacio del Quirinal, sede de la Presidencia y un interesante museo de Roma. Por otra parte, el Mercado de Trajano es una atracción que no debes perderte en Monti.

Esta antiguo y enorme mercado fue construido entre los años 107 y 110 y llegó a tener hasta seis niveles y más de 150 puestos de venta de productos como aceite, vino, pescado, frutas y verduras. Si bien el complejo está en ruinas, desde 2007 funciona aquí el Museo de los Foros Imperiales, que muestra la arquitectura del antiguo Foro Romano.

 

 

Comentarios y recomendaciones