Nada más práctico para pasear por Roma y alrededores que el alquiler de coches para ir por las ciudades cercanas y no tan cercanas.